Locos por Larry


La democracia huele a pestilencia militar disfrazada de civiles con corbatas rojas, Mercedes Benz y siglas envenenadas de tres letras, UDI. Los balazos en la calle se adhieren a las melodías de la guitarra solitaria que espera acompañantes.

Son mediados del 2000, el puto nuevo siglo, el último antes de la hecatombe. Pogo funda RPM (Repulsiones Por Minuto) antesala de lo que sería más tarde Locos por Larry. La banda es efímera y se deshace después de vanos intentos de cuajar en conciertos reventados por la policía democrática.

Llega el 2001 y es un año desmarcado de la música en una etapa de renovación no comprendida e insatisfactoria. Un año que si no es por el ataque a las Torres Gemelas, hubiera sido un fiasco irrelevante.

A primeros del 2002 se inicia la carrera sin destino de Locos por Larry con una formación fingida e incipiente que desaparecerá con la llegada de los veraneantes en Marzo. En Mayo de ese año aparece el baterista Leandro quién impulsa el grupo a una formación estable y que durará cuatro largos años de ensayos y que verá pasar un largo rosario de guitarristas, bajistas y coristas.

La banda incapaz de generar sus propias tocatas, se consume entre cuatro paredes alcanzando un gran nivel de ejecución e interpretación, pera también una gran carga de frustración debido a las pocas presentaciones que tuvieron en tantos años de trabajo.

En el 2005 desaparece con un disco a medio terminar, un single de dos canciones, una grabación en una radio de alcance nacional que se negó a transmitirla y una moral por los suelos.

 

Entre los músicos de esa etapa cabe destacar César y Daniel en el bajo, Oscar y Leo en la guitarra y un largo etcétera, A Sebastián (ex Durango 95) Álvaro España (Fiscales Ad hok) Jando (ex Peores de Chile y Revoltosos) Chiquisnai y Pamela, que todos ellos colaboraron en el frustrado primer disco de Locos por Larry.

A finales del 2006, Leo (actual guitarrista de la banda) inicia la cuenta regresiva de la nueva reaparición del grupo que hasta ese momento estaba irremediablemente disuelto. A finales de ese año se integran El Mosca (ex Moca Travestí) y Cristian.

Después de meses de ensayos con los temas antiguos y otros que se van sumando al repertorio y más algunos conciertos, abandona la banda El Mosca y se integra Carlos en el bajo. La banda empieza a ser reconocida como un grupo cultor de un Punk and Roll de la vieja escuela “ochentera” con una serie de canciones de alta velocidad y de letras contestatarias y absurdas; con temas que abordan la locura, el amor, la política excluyente de nuestros próceres y disentimiento total a ser el ciudadano ideal que nuestra bella sociedad espera de nosotros.

La banda a tocado en diferentes locales tanto en Santiago como en regiones aportando desenfado y punk and roll a esta larga y estrecha faja de tierra empapada de aburrimiento y falta de expectativas.
La formación actual la conforman Leo en la primera guitarra y en los coros, Cristian en la batería, Carlos en el bajo y los coros, y Pogo con la voz y segunda guitarra.

La banda en febrero del año 2008 viaja a Buenos Aires, Argentina, a grabar su primer disco. El grupo se instala en los estudios Conde y de la mano del Batra (Horacio Luna) en la grabación y mezcla junto al Foca (Rodrigo Zangaro) producen la placa llamada Insano Punk and Roll con doce temas que van del rabioso punk al pop punk, pasando por el rock a’billy y R&B.

En julio es masterizado por Rodrigo Gomberof en Barcelona, España, y a fines de julio es subido gratuitamente a su página en Internet.

Durante el presente (2008) año la banda muestra su disco en múltiples funciones que la ocupan hasta la fecha casi todos los fines de semana en los más variados escenarios del ambiente punk de Santiago y regiones.


Flash required

http://archivopunk.cl/sitio/wp-content/themes/archivopunk